ZETA NOS CUENTA SU EXPERIENCIA:

Tenía una situación incómoda con – tres –

compañeras del trabajo

que sentía que me asfixiaban: Una relación bastante tirante con todas, de mala vibra. Mi tema era la sensación de encierro que sentía, como si ellas me atraparan energeticamente, me sentía invadida en mi territorio.

Fui a una de tus consultas, y al ver las cartas, lo primero que me preguntaste es si había alguien en mi familia que había perdido el territorio, si alguno de mi familia había tenido pleitos con hermanos por dinero o territorio.

Lo primero que se me vino a la cabeza fue mi abuela, y la pérdida del campo. Me dijiste entonces, que tal vez, las tres personas que me hacían sentir lo que sentía, tenían problemas con los hermanos, con el territorio, con dinero; y así era.

Me diste entonces un acto simbólico para sanar la relación con el territorio:

Tenía que buscar tierra del campo que había sido de mi abuela, colocar esa tierra en una maceta, poner una planta y regalársela a mi abuela, de esta manera ella estaría recuperando simbólicamente sus tierras. Me acuerdo que me dijiste que mi abuela iba a cuidar mucho esa planta. Hice el acto y fui a regalársela. Lo interesante es que en ese momento, mi abuela se encontraba en una situación familiar conflictiva, se sentía invadida en su casa porque una de mis primas con su marido e hija (tres personas) se habían ido a vivir a su casa. De hecho uno de mis tíos se apropio de su casa haciéndole arreglos para que viviera mi prima. Ante esta situación , mis tíos se pelearon entre todos , y mi abuela sentía nuevamente perdiendo su territorio. Me acuerdo de un sábado a la tarde que fui a  llevarle la planta. Meses después, mi prima se fue a vivir a otra ciudad y mi abuela vive en su casa sola, sintiendo que es nuevamente su casa. En mi trabajo , las cosas mejoraron y luego de unos meses cambie de trabajo.

¡¡Hermosa  sanación!!